/style>

no vendrá el diluvio tras nosotros

7.6.12

Todesfuge


    Schwarze Milch der Frühe wir trinken sie abends
    wir trinken sie mittags und morgens wir trinken sie nachts
    wir trinken und trinken
    wir schaufeln ein Grab in den Lüften da liegt man nicht eng
    Ein Mann wohnt im Haus der spielt mit den Schlangen der schreibt
    der schreibt wenn es dunkelt nach Deutschland dein goldenes Haar Margarete
    er schreibt es und tritt vor das Haus und es blitzen die Sterne er pfeift seine Rüden herbei
    er pfeift seine Juden hervor läßt schaufeln ein Grab in der Erde
    er befiehlt uns spielt auf nun zum Tanz
    Schwarze Milch der Frühe wir trinken dich nachts
    wir trinken dich morgens und mittags wir trinken dich abends
    wir trinken und trinken
    Ein Mann wohnt im Haus der spielt mit den Schlangen der schreibt
    der schreibt wenn es dunkelt nach Deutschland dein goldenes Haar Margarete
    Dein aschenes Haar Sulamith wir schaufeln ein Grab in den Lüften da liegt man nicht eng
    Er ruft stecht tiefer ins Erdreich ihr einen ihr andern singet und spielt
    er greift nach dem Eisen im Gurt er schwingts seine Augen sind blau
    stecht tiefer die Spaten ihr einen ihr andern spielt weiter zum Tanz auf
    Schwarze Milch der Frühe wir trinken dich nachts
    wir trinken dich mittags und morgens wir trinken dich abends
    wir trinken und trinken
    ein Mann wohnt im Haus dein goldenes Haar Margarete
    dein aschenes Haar Sulamith er spielt mit den Schlangen
    Er ruft spielt süßer den Tod der Tod ist ein Meister aus Deutschland
    er ruft streicht dunkler die Geigen dann steigt ihr als Rauch in die Luft
    dann habt ihr ein Grab in den Wolken da liegt man nicht eng
    Schwarze Milch der Frühe wir trinken dich nachts
    wir trinken dich mittags der Tod ist ein Meister aus Deutschland
    wir trinken dich abends und morgens wir trinken und trinken
    der Tod ist ein Meister aus Deutschland sein Auge ist blau
    er trifft dich mit bleierner Kugel er trifft dich genau
    ein Mann wohnt im Haus dein goldenes Haar Margarete
    er hetzt seine Rüden auf uns er schenkt uns ein Grab in der Luft
    er spielt mit den Schlangen und träumet der Tod ist ein Meister aus Deutschland
    dein goldenes Haar Margarete
    dein aschenes Haar Sulamith
    Paul Celan



Fuga de muerte

Leche negra del alba te bebemos de tarde
te bebemos al mediodía y en la mañana 
te bebemos de noche
bebemos y bebemos
cavamos una tumba en el aire 
donde no estamos encogidos
Un hombre vive en la casa 
juega con las serpientes
escribe cuando oscurece a Alemania tu pelo de oro Margarete
escribe y sale de la casa 
y brillan las estrellas y silba a sus perros
silba a sus judíos 
y los manda a cavar una tumba en la tierra
y nos ordena ahora toquen para bailar

Leche negra del alba te bebemos de noche
te bebemos de mañana y al mediodía 
te bebemos de tarde
bebemos y bebemos
Un hombre vive en la casa 
y juega con las serpientes y escribe
y escribe cuando oscurece a Alemania 
                           tu pelo de oro Margarete
                           tu pelo de ceniza Sulamith 
cavamos una tumba en el aire
donde no estamos encogidos
Grita 
caven más hondo canten unos toquen otros
y empuña el acero del cinto 
lo blande 
sus ojos son azules
hundan más hondo las palas
toquen unos bailen otros

Leche negra del alba te bebemos de noche
te bebemos de mañana y al mediodía 
te bebemos de tarde
bebemos y bebemos
un hombre vive en la casa 
                           tu pelo de oro Margarete
                           tu pelo de ceniza Sulamith 
un hombre juega con serpientes
Grita toquen más dulce la muerte 
la muerte es un maestro de Alemania
y grita toquen más oscuro los violines 
luego ascienden al aire
convertidos en humo
sólo entonces tienen una tumba en las nubes
donde no están encogidos.

Leche negra del alba te bebemos de noche
te bebemos al mediodía 
la muerte es un maestro de Alemania
te bebemos en la tarde y de mañana 
bebemos y bebemos
la muerte es un maestro de Alemania 
sus ojos son azules
te alcanzan sus balas de plomo 
te alcanzan sin fallar
un hombre vive en la casa 
tu pelo de oro Margarete
lanza sus mastines contra nosotros 
nos regala una tumba en el aire
juega con las serpientes y sueña 
la muerte es un maestro de Alemania
                           tu pelo de oro Margarete
                           tu pelo de ceniza Sulamith.
(Traducción de José Luis Reina Palazón) 
 

20.5.12

Vladimir: ¡Qué! ¿Nos vamos?
Estragon: Sí, vámonos.

No se mueven.

7.5.12

puisque mai


la antítesis del otoño es que crezcan frutos en los árboles, mayo, mayo rindiendo frutos
mayo sin voz pero con aire, mayo con las ganas



13.4.12


cuando el pecho es un dolor nudo
que punza de a mucho pellizca
o de a poco 
pero se mueve

cuando es de noche 
hay algo que se mueve para adentro

cuando más hacia la derecha clavícula o al centro-esternón
estrella algo
es el nudo brillante qué
es
qué fulgura y pincha qué
se apresta a pausar en el pulmón algo
en el brazo en los ojos
qué

cuando es de noche hay algo que se mueve


a veces sólo cuelga y hay que mover el cuello de un lado al otro para que se suelte el nudo estrella fulminado-nante
mientras que del otro lado
se escucha solamente el tono del teléfono sin respuesta

22.1.12

aedi

Todo es muy simple mucho
más simple y sin embargo
aún así hay momentos
en que es demasiado para mí
en que no entiendo
y no sé si reírme a carcajadas
o si llorar de miedo
o estarme aquí sin llanto
sin risas
en silencio
asumiendo mi vida
mi tránsito
mi tiempo.

9.12.11

Manzi

Escuchame, al pasar, como yo escucho,
la lluvia que murmura en la ventana,
pensando en algo que olvidé hace mucho,
entre las cosas de la vida vana.
Escuchame también como si oyeras,
esa canción que se enredó en tu vida,
y que vuelve de pronto sin que quieras,
y que es más triste cuanto más se olvida.
Y piensa que mi voz es tu voz misma,
Y que murmuras lo que ya te dije,
Y que mi vida se encuentra con tu vida,
Y que estamos los dos un poco tristes.  
Aquí estoy junto a ti, toma mi mano,
no me preguntes para qué he venido.
Piensa que soy tu amigo más lejano,
y que esta noche vuelvo del olvido.  
Escuchame pensando que estoy lejos.
Nada acerca mejor que la distancia.
No te diré sentencias ni consejos,
Ni escucharás mentiras ni alabanzas.  
Escuchame, al pasar, indiferente,
como se escucha el ruido en la distancia.
Olvida las palabras que te cuente, 
mis palabras no tienen importancia.

3.10.11

idme, idea


Decir no
decir no
atarme al mástil
pero
deseando que el viento lo voltee
que la sirena suba y con los dientes
corte las cuerdas y me arrastre al fondo
diciendo no no no
pero siguiéndola.

1.5.11

hoy -y en el tiempo último- me preguntaron si escribía. dije que no.

pero tengo ganas de volver a decir sí.

22.3.11

poema humano

Considerando en frío, imparcialmente,
que el hombre es triste, tose y, sin embargo,
se complace en su pecho colorado;
que lo único que hace es componerse
de días;
que es lóbrego mamífero y se peina...

Considerando
que el hombre procede suavemente del trabajo
y repercute jefe, suena subordinado;
que el diagrama del tiempo
es constante diorama en sus medallas
y, a medio abrir, sus ojos estudiaron,
desde lejanos tiempos,
su fórmula famélica de masa...

Comprendiendo sin esfuerzo
que el hombre se queda, a veces, pensando,
como queriendo llorar,
y, sujeto a tenderse como objeto,
se hace buen carpintero, suda, mata
y luego canta, almuerza, se abotona...

Considerando también
que el hombre es en verdad un animal
y, no obstante, al voltear, me da con su tristeza en la cabeza...

Examinando, en fin,
sus encontradas piezas, su retrete,
su desesperación, al terminar su día atroz, borrándolo...

Comprendiendo
que él sabe que le quiero,
que le odio con afecto y me es, en suma, indiferente...

Considerando sus documentos generales
y mirando con lentes aquel certificado
que prueba que nació muy pequeñito...

le hago una seña,
viene,
y le doy un abrazo, emocionado.
¡Qué más da! Emocionado... Emocionado...





César Vallejo

17.3.11

transcribo dos poemas de Ungaretti



VELA


Toda una noche
echado junto
a un compañero
masacrado
con su boca
rechinante
vuelta al plenilunio
con la congestión
de sus manos
penetrada
en mi silencio
he escrito
cartas llenas de amor

No he estado
nunca
tan unido a la vida





SILENCIO


Conozco una ciudad
que cada día se llena de sol
y todo es robado en ese momento

Me fui una noche

En el corazón perduraba el estridor
de las cigarras

Desde el barco
barnizado de blanco
he visto
mi ciudad desaparecer
dejando
un poco
un abrazo de luces en el aire turbio
suspendidas




*ambos poemas de la alegría (1919)

4.2.11

rilke

Infancia

Sería bueno meditar mucho, para expresar algo de lo así perdido,
de aquellas largas tardes de la infancia
que así nunca volvieron....¿y por qué?
Aún nos acordamos...quizás en una lluvia,
pero ya no sabemos lo que eso significa;
nunca más estuvo la vida tan llena
de encuentros, de volverse a ver, de seguir avanzando
como entonces, cuando no nos sucedía más
que lo que sucede a una cosa y a un animal:
vivíamos entonces lo suyo como humano
y nos llenábamos hasta el borde de figuras.
Y nos hicimos tan solitarios como un pastor,
Y tan sobrecargados de grandes lejanías,
Y como desde lejos tocados y elegidos,
Y lentamente, como un largo hilo nuevo,
Insertados en aquellas series de imágenes
En que ahora nos desconcierta persistir.

24.1.10

La Fe y las Montañas

Al principio la fe movía montañas sólo cuando era absolutamente necesario, con lo que el paisaje permanecía igual a sí mismo durante milenios.
Pero cuando la fe comenzó a propagarse y a la gente le pareció divertida la idea de mover montañas, éstas no hacían sino cambiar de sitio, y cada vez era más difícil encontrarlas en el lugar en que uno las había dejado la noche anterior; cosa que por supuesto creaba más dificultades que las que resolvía.
La buena gente prefirió entonces abandonar la fe y ahora las montañas permanecen por lo general en su sitio.
Cuando en la carretera se produce un derrumbe bajo el cual mueren varios viajeros, es que alguien, muy lejano o inmediato, tuvo un ligerísimo atisbo de fe.


Augusto Monterroso

1.3.09

soñé
que tenía un hijo
lo nombraba pietro o piero della francesca
o luciano
una visita romana en casa, nanni moretti, aprile
se aparecieron en la noche
guai ai gelidi mostri

1.1.09

primero de enero

yo pensaba que había que hacerse chiquito bolita pensar en otras cosas asentir con la cabeza muda y la boca quieta mirando a alguien imaginario.
sí, pensaba. ahora parece que todo se hace de otro modo. hay mayoría de edad y nuevos bebés, cosas raras. ser la última de una generación, y que en este fin aparezca el primero de la nueva. con toda su espectacularidad.
padre está tocando un tango viejo como son los tangos y los trapos.
ma ordena cosas, lee lee tanto como siempre -relee por tercera vez esa novela que tanto le gusta de aquel colombiano con prosa fascinante-, cocina el nuevo año. ante todo desea cosas. habla de los deseos de año nuevo, de "lo que vendrá".
ahora me voy a tomar el tren a mitre, una de las últimas veces. así que voy a mirar bien esa casa hermosa entre juan b justo y florida que tanto me gusta. voy a pensar en que yo también voy a tener esos marcos azules en las ventanas, esos vidrios de colores. cuando sea grande.

14.10.08

hipocondría

tengo fiebre y fragmentos de un discurso amoroso

29.9.08

el diluvio diluviante diluviando

la posibilidad es como el metal
de una lata que hace ruido no tiene fondo
y nosotros dos atados a los bordes, sin antitetánicas.
una cosa abierta que se dispara cuando puede
haciendo tanto ruido que nos vamos quedando sordos.
nos aliviamos por un momento (nos vence aquello otro).
pero el no-poder constante, desproporcionado...
corre en las lágrimas rápidas, convulsas, que me brotan de los ojos.
célula imposible, te quiero decir adiós, decir fin, decir basta.
esperar un trueno que lo termine todo,
que nos deje inmunes a cualquier música de los labios
a cualquier sonido cómplice.
de verdad me aturde la luz,
pero también la noche.

4.9.08




la voluntad de saber
la voluntad de saber
la voluntad de saber

3.9.08

"felisberto, para los amigos"

empezar diciendo:

"había una vez un llanto
continuo, mojado, ruidoso
como el de un cocodrilo".

era yo, junto a las termópilas
llorando como un reptil,
arrugada de tanta agua en la cara.

es verdad que los cocodrilos
lloran mucho y más fuerte
que cualquier pez blanco,
que cualquier humano con alas.

21.8.08

fin de la célula máquina

fin del mecanismo celular
y fin del funcionar célula maquinaria
maquinantemente

15.8.08

r. m. r.

Un día tomé entre mis manos
tu rostro. Sobre él caía la luna.
El más increíble de los objetos
sumergido bajo el llanto.
Como algo solícito, que existe en silencio,
tenía que durar casi como una cosa.
y con todo nada había en la fría noche
que más infinitamente se me escapara.
Oh, porque desembocamos en estos lugares,
se apresuran hacia la pequeña superficie
todas las ondas de nuestro corazón,
voluptuosidad y desfallecimiento,
y al fin, ¿a quién ofrecemos todo esto?
Ay, al extraño, que nos ha malentendido,
ay, a aquel otro, que nunca hemos encontrado,
a aquellos siervos, que nos han maniatado,
a los vientos de primavera, que se han desvanecido,
y a la quietud, la perdedora.

5.8.08

la juzgo tan eterna...

La tarde se había ahondado en ayeres,
los hombres compartieron un pasado ilusorio.
Sólo faltó una cosa: la vereda de enfrente.

17.7.08

idea, (tres)

Sólo esperar que caigan
que se gasten
que pasen
los días
los minutos
los segundos que quedan.

12.7.08

sinónimos son
lugar
casa
recuerdo


y
quedarse
quieto
tomar
manos
mantras
mientras
seguimos
estando
bruscamente calmos
sosegados
buscando
por fuera
el silencio

2.7.08

soy yo (esta ella)
estando
ahora
en el mundo.

28.6.08

pluto

Excuse me
but I just have to
explode

Explode this body
off me

I'll wake-up tomorrow
brand new

A little bit tired
but brand new

21.6.08

querido,

hoy falto a la vida,
a lo que haya que hacer de esta vida.
el agua mana incasable por las rodillas.
si te dijera que seas huesped
en mi tierra,
cómo reaccionarías con tanta agua
que brota, que se escapa con vos, visitante curioso.
las rodillas mejillas tobillos estarían inundados.
ya están inundándose.

28.5.08

mayo

uso guantes
adentro de mi casa
hace un frío duro, imperdonable

24.5.08

¿en qué mundo, o en qué mundos?

lo contrario es oscuro como el vapor del recuerdo
leemos que escribe sobre el recuerdo
leemos, estamos estando,
escribo estando en el recuerdo
no, no hay pretensión, no, sí, en el último escalón
sí, estoy estando
sí, no, esperando estando en el último escalón
en el recuerdo del café,
estando
ahí, hoy, estoy y te miro el lunar pequeño diminuto
bajo el ojo derecho, a mi izquierda
espero que la nube, estando la nube que va,
estoy estando esperando que la nube se disipe
estoy estando, en el recuerdo, en el café, en el momento de mirar el lunar bajo tu ojo derecho
estoy esta tarde -es de noche-
estamos estando ahí en la avenida, en el café
ahora estamos saliendo del café, estoy estando y estamos saliendo, por la puerta transparente,
del café
estás abriendo la puerta y dejándome pasar para salir del café
y recuerdo cada paso que damos ahora en el presente
en el recuerdo del presente
donde estamos estando saliendo queriendo salir del café
que es el siempre así de nosotros
y mientras estoy estando escribiendo en el recuerdo de esta tarde
empieza a llover
estoy estando en la lluvia y estoy estando también en la avenida dando los primeros pasos en el frío
estoy estamos estando estando en la calle en la avenida caminando rápido
me marea ahora estar estando todavía ahí en la calle, en el recuerdo, en las manos
estamos estando tocándonos las manos, ahora ellos están estando tocándose las manos la cara
están estando ahora están saliendo del café, caminando las diez cuadras en el frío de mayo
estoy y no quiero estar estando ahí, hoy, en esa vereda
y estoy ahora esta noche, y ya llueve, en esa tarde estando bajo la luna primera
estoy diciéndote que no estoy estando diciendo diciéndote no, sí,
un no y un sí simultáneos.
el recuerdo, un no un sí al mismo tiempo, ahora estoy estando estando escribiendo la lluvia es una metáfora
estamos estando en el auto aquella vez diciendo que la lluvia es una metáfora del llanto del hombre
estoy sentada escribiendo y estoy estando en el auto en la lluvia y estoy estando estando todavía en el café esta tarde helada de mayo.

manchas confusas, azules, amarillas, verdes, negras, manchas

Estuve en el último escalón y estoy estando en la terraza ahora. No. Estuve y estoy estando. Estuve, estuve estando estando, estoy estando, estoy estando estando, y ahora estuve estando, estando ahora en la terraza vacía, azul, sobre la que brilla, redonda, fría, la luna.

20.5.08

caja de música (borges)

Música del Japón. Avaramente
De la clepsidra se desprenden gotas
De lenta miel o de invisible oro
Que en el tiempo repiten una trama
Eterna y frágil, misteriosa y clara.
Temo que cada una sea la última.
Son un ayer que vuelve. ¿De qué templo,
De qué leve jardín en la montaña,
De qué vigilias ante un mar que ignoro,
De qué pudor de la melancolía,
De qué perdida y rescatada tarde,
Llegan a mí, su porvenir remoto?
No lo sabré. No importa. En esa música
Yo soy. Yo quiero ser. Yo me desangro.

16.5.08

r.b

31. Soñé que la Tierra se acababa. Y que el único ser humano que contemplaba el final era Franz Kafka. En el cielo los Titanes luchaban a muerte. Desde un asiento de hierro forjado del parque de Nueva York, Kafka veía arder el mundo.

13.5.08

metamorfosis



kafka por scafati

8.5.08

mientras se viaja hacia la sal

hablo poco y por lo bajo
no encuentro nada cercano a lo que busco es como si hubiera
un río
las aguas en el medio de aquello que imagino-quiero y yo
sólo busco jugar a esto a que nos escondemos
a decir que todavía hay algo que no probamos que juntos sí
que no que siempre
entonces planeo algo muy distinto al resultado final
y caigo en lo que creía imposible
vos sos un imposible en el mundo real
pero no estamos en el mundo real
estamos construyendo un castillo
ladrillo a ladrillo y te miro mientras
con un deseo de algo que no alcanzo a entender
formás con los labios una sonrisa inusual que devuelvo
con un signo de paz
con un símbolo una nada un movimiento de manos
es como si te estuviera leyendo un cuento
de aquel que escribe que nos gusta tanto
que compartimos en silencio como cuando escuchamos eso otro (aquello hermoso otro)
pienso que lo que hago es siempre un trabalenguas
y hace días que nadie entiende nada nunca
pero te pronunciás o me acercás la oreja izquierda
entonces te cuento que el mundo se está cayendo está
desmoronándose mientras nos miramos
y cuando hablo de mundo vos sabés qué quiero decir
cuando te digo tierra llorás la misma lágrima
pero te digo cielo sonido mar
me vuelvo un bicho que imagina cosas increíbles
cosas
estas tantas cosas del mundo
otros, ellos,
estas cosas que nos persiguen de noche
antes, podían
decía él, no?
me seguís mirando y te quiero decir que sí
te voy a decir que sí

5.5.08

plat du jour

Se necesita más que un rayo
para crear tanta ruina.
Algunas noches me acurruco en la cornucopia
de tu oreja, a salvo del viento,
y cuento estrellas rojas y estrellas color ciruela.
(...)

4.5.08

entonces, decía, la amenaza.

Pero no es exactamente eso, no —no mal humor. No. Tomatis, que tiene la cara vuelta hacia el Sur, como decía, hacia el pleno centro en rigor de verdad, y a pesar de los autos que pasan, de la gente que va y viene, del sol de la mañana —porque es, como decía nomás hace un momento, la mañana— del exceso rugoso y cambiante de lo perceptible, que podría ser uno de los nombres adecuados para darle a eso, está, desde que abrió los ojos en su cama, en un estado turbio y doloroso, del que la camisa arrugada, el pantalón lleno de manchas y la barba de tres días son la manifestación exterior, del mismo modo que la expresión ausente y preocupada. Desde el despertar, la realidad lo amenaza —la realidad, ¿no?, que es otro nombre, y de los menos felices, posible para eso, y que puede ser, a causa de su opacidad obstinada, adversidad y amenaza. De tanto en tanto, esas crecidas de amenaza lo visitan y cubren, oscureciéndolas, sin excepciones, las cosas. Ayer ha estado lo más bien, en acuerdo consigo mismo y con el mundo, y aunque el día ha transcurrido sin exaltación particular, él, Tomatis, ¿no?, lo ha ido atravesando también sin divergencias, bien amoldado a su envoltura, contemporáneo estricto de sus actos e idéntico a cada uno de ellos, el despertar, el trabajo, la comida, recuerdos neutros y proyectos tranquilos, las conversaciones, un paseo por la costanera al atardecer, aprovechando el buen tiempo, y un poco de lectura a la luz de la lámpara, en su cuarto de la terraza, después de la cena —un día entero, homogéneo, de primavera, sin accidentes, con su tinte apacible de permanencia, de continuidad, de existencia inequívoca y llana, uno de esos días que, por su naturalidad lisa y repetitiva, deben haber dado origen a la noción de eternidad. A eso de medianoche, sin novedades, se ha ido a acostar y él, Tomatis, a quien de tanto en tanto, y durante semanas, el insomnio lo hace dar vueltas cada vez más desesperadas en la cama hasta que, como dicen, lo sorprende el alba, anoche, justamente anoche, se ha dormido en el acto, sin soñar nada, con un sueño tan tranquilo que a la mañana, al despertar, lo primero que ha comprobado es que la cama con él bien encastrado entre las dos sábanas está casi intacta, como si acabara de entrar en ella. Sin embargo, al mismo tiempo, inesperada, no bien abre los ojos, sin razón aparente, ya se ha instalado en él, como otras veces, indefinible y ensombrecedora, la amenaza. Desde bien temprano, las cosas naufragan en ella —o la Cosa, más bien, el universo, ¿no?, que puede ser también, y si se quiere, otra manera de llamar a eso, lo que está o acaece o en lo que se está y se acaece, o ambas cosas a la vez, como si se fuese pasando por zonas, por regiones, inerme y ciego, ente únicamente, ni individuo, ni carácter, ni persona, como dicen, problemático, y mortal sobre todo, chapoteando en lo empírico hasta que sobreviene, inconcebible, el apagón. Naufragan. Y Tomatis, incierto, indeciso, espera, durante el día plagado de peligro, recibir un golpe desde no sabe bien dónde, ni desde luego, por qué, la mente un poco sucia, como un vidrio semienterrado, recubierto, podría decirse, de ceniza reseca y, si se quiere, lleno de burbujas y de nudos que le son constitutivos y deforman la visión.

23.4.08

del gran györgy,



l'escalier du diable


22.4.08

idea, (dos)

Si muriera esta noche
si pudiera morir
si me muriera
si este coito feroz
interminable
peleado y sin clemencia
abrazo sin piedad
beso sin tregua
alcanzara su colmo y se aflojara
si ahora mismo
si ahora
entornando los ojos me muriera
sintiera que ya está
que ya el afán cesó
y la luz ya no fuera un haz de espadas
y el aire ya no fuera un haz de espadas
y el dolor de los otros y el amor y vivir
y todo ya no fuera un haz de espadas
y acabara conmigo
para mí
para siempre
y que ya no doliera
y que ya no doliera.

12.4.08

idea,

Después

Es otra
acaso es otra
la que va recobrando
su pelo su vestido su manera
la que ahora retoma
su vertical
su peso
y después de sesiones lujuriosas y tiernas
se sale por la puerta entera y pura
y no busca saber
no necesita
y no quiere saber
nada de nadie.

31.3.08

por otras cosas es que vengo, voy
hacia allá gritando el mundo por detrás de unas orejas
atrás de las manos está
el cielo dividido en millones de nubes miniatura
el sol pasa a través
y yo voy en el colectivo reclinando la cabeza
pensando en nada
pronunciando los fonemas exactos
la fórmula de la tristeza.

26.3.08

hábitos

hay un cierto orden, dijo juan. dice juan josé. yo le creo porque siento esa especie de magia cósmica, de luces que se prenden de noche para no oscurecer el paisaje. lo veo como cuando en el sueño se aparecen las manchas de color, que en mi vida son notas, pero cuando despierto la creación se deshace, el recuerdo es inasible. pero sí, tiene razón, el orden de cosas permanece tal cual estaba. esto me dan ganas de caminar por una calle parecida a la de su descripción, aunque estoy en buenos aires, por ahí en corrientes llegando a callao. pero del otro lado. la mayoría de las veces escucho música en el aparatito para escuchar música. sin embargo, la que puedo oír en la calle es muy poca, y es siempre la misma. canto fuerte, canto bajito. siempre me da vergüenza cuando estoy cantando fuerte y expresivamente y alguien me pasa. es decir, que me venía escuchando al acercarse y me sigue escuchando hasta que llega a los veinte metros por delante. cuando esto pasa, canto más bajito y aminoro el paso para darme algo de libertad y retomar los decibeles habituales. pero cuando el estribillo, en el cual le hago la segunda voz a thom yorke, me obliga a cantar más entusiasmada, ya estoy otra vez en la esquina. y por mala suerte, el semáforo en rojo. así es que el mismo tipo que me oyó cantar, y después sólo gesticular la letra y música de let down, me oye otra vez tararear por lo bajo. entonces algo dentro mío se enoja y quisiera decirle "vaya a avergonzar a alguien a otro lado, quiero cantar en paz y usted no deja de aparecerse en mi camino". lo más extraño de la cuestión es que me sucede eso varias veces al día, pero después entro a la línea D en facultad de medicina y no me importa. subte lleno, subte vacío: me brota bob dylan del cuerpo, lo canto, lo río, no hay nada malo, los pasajeros me sonríen. por ahí me parezco al "loco del subte" -el otro día lo vi bailar billy jean frente al banco santander en corrientes y uruguay-, pero me encuentro feliz.

variando

tengo que tomar, sí, de una vez, cartas en el asunto. resulta que la vagancia extrema no me deja ni escribir palabras. y quiero. pero pienso que a veces es más fácil imaginar líneas para un clarinete. como ahora. aunque sea un lenguaje tan difícil y yo no sepa nada, ni de armonía ni de contrapunto. pero qué chanta, dirán. aunque aplico, aplicada, a la tarea. bueno, la cuestión es que me enfrento con un pentagrama brilloso en la pantalla grande que tenemos ahora. pongo play al .mus, escucho cincuenta veces lo que tengo escrito. el clarinete bajo. el clarón de clara. suena increíble. pero tengo que escribir dos piezas, piecitas, dos piecititas más. qué clarinetista va a querer tocarla si es una sola? un concierto imaginario. mi nombre en papel blanco y plastificado. un amigo me dice "vas a ser compositora, eso es seguro. no sé para qué estudiás donde estudiás, si vas a ser compositora de acá a la china". y me impacta. esa visión impacta. los Compositores, los Músicos. es como si te pusieran una piedra enormísima en la espalda. por suerte me gusta, y por ahí no importa más que eso. la música está en dieciocho segundos de mis dedos en el piano, aunque sean diez notas solas. cuántos planes, dios mío. por suerte también me distraigo de toda la bola que me saca sonrisa y llanto: leo. leo la felicidad clandestina, y otros cuentos, y otros libros que me parten la cabeza, las manos. también leo cosas imprevistas, como el cuento del tal leonardo oyola, Animetal, en una antología de nacidos después del setenta. la generación previa. mi generación previa. me sorprende el cuento, elegido al azar. es bueno realmente. tanto que me dan ganas de leer algo más. y a veces me río de mí, me sonrío de mí, de mi lectura inocente. agarro un libro como una medialuna que está arriba de la mesa. agarro esta antología de la misma manera que abro un archivo de finale y escribo cinco compases para una flauta agitada.

25.3.08

Edward Grieg + Hans Christian Andersen + Richard Tauber





Du mein Gedanke,
du mein Sein und Werden!
Du meines Herzens
erste Seligkeit!
Ich liebe dich
wie nichts auf dieser Erden,
ich liebe dich
in Zeit und Ewigkeit!

Ich denke dein,
kann stets nur deiner denken,
nur deinem Glück
ist dieses Herz geweiht;

wie Gott auch mag
des Lebens Schicksal lenken,
ich liebe dich
in Zeit und Ewigkeit!

--
en inglés algo así:

You are my heart’s
best-loved image;
You are my heart’s
dearest joy.
Thou at whose feet
I worship and adore!
With wings of love
my spirit thee enfoldeth.

I think of thee in dreaming
and in waking,
thy perfect bliss
I set all else before;

Wherever God
my footsteps may lead,
I love thee dear,
now and for ever more!

21.3.08

Alban Berg

Otoño

Otoño, celeste puro, exaltado, entre nubes de humo,
que baja hasta una dulce palidez
entre una tenue gloria de vapores.
Otoño sobre las rosas otoño del mediodía.
Las cosas encantadas en un sueño encendido.
Las chispas, sólo, de las hojas
aleteando.

17.3.08

de lobos




take it with a pinch of salt

la menor, mi mayor, fa mayor, mi mayor

oh the werewolf, oh the werewolf
comes a steppin' along
he don't even break the branches
where he's been gone..

8.3.08

una pirámide invertida es igual a una canción de cuna.
pensamos en frutos, de noche, en un cuarto oscuro;
en deshacer en la boca la fruta madura.
escuchamos la música,
en el medio de todo suena una melodía inventada
que es una mezcla de otras cien que están impresas en mi mente.
resuena el alba y su familiaridad.
estoy cómoda, las plantas están verdes,
las palabras a punto de salir de la boca deseada.
pienso en que no existe el poder. no en una forma.
la pirámide espera, está roja como en el sueño de los lobos.
creo que mi imaginación se magnifica.
un animal me ladra el fuego, concentrado en este algo eterno.
ahora miro unos ojos hermosos, y duermo en paz.

3.3.08

( vendrá el diluvio )

estoy en el factor de lo profundo
si no fuera por el mango, la fruta al revés
tendría un dinosaurio chiquito en el ropero
pero ya les dije que convivo con un dragón
(que se esconde en el termotanque, y el techo
de la cocina está negro)
usamos palabras
raras sílabas cortas.
no saber nada
y la semilla plantándose sola.
una semana después, estoy en la tierra
me transfirieron donde hay locos.
es brutal el cambio de estación.
la lluvia que moja la avenida es vista por un perro
una madre, un chico en bicicleta
la pena de escribir un paisaje habitual
un silencio.
este clima es sin duda mi favorito.
si sangro no importa
soy feliz un domingo como hoy
el mundo entero se contorsiona
pasan los meses como el sueño de un anciano
existo, el personaje inevitable
tengo un nombre liviano y un nombre denso.
tranquilidad, es hueco este cielo
nada significa demasiado
nada significa demasiado
nada es igual a demasiado
la perfecta sabiduría.
querida memoria
dichosos recuerdos del niño
el hombre que camina sobre ruinas
piensa estamos vivos
y la creatividad es una puerta de hierro.
abrí mi casa, hundí el cuerpo dentro del reloj más veloz
y miré el lado del mundo
la cara del mundo
y llegó el otoño.

23.2.08

joe,

tuve un sueño así,
había
luces violetas
por momentos todo en blanco y negro como el cielo sobre berlín.







"...pero el camino es largo y ella empapada hasta los huesos.
Lo que quiere es ver crecer un árbol.
Sentarse y mirar crecer el árbol, tal vez por años.
Convertir el borde de la noche en un momento eterno, frente al árbol soñado."

28.1.08

fernando pessoa

Tabaqueria

No soy nada.
Nunca sere nada.
No puedo querer ser nada.
Aparte de esto, tengo en mi todos los sueños del mundo.

Ventanas de mi cuarto,
de mi cuarto de uno de los millones de gente que nadie sabe quien es
(y si supieran quien es, ¿qué sabrian?),
dais al misterio de una calle constantemente cruzada por la gente,
a una calle inaccesible a todos los pensamientos,
real, inposiblemente real, evidente, desconocidamente evidente,
con el misterio de las cosas por lo bajo de las piedras y los seres,
con la muerte poniendo humedad en las paredes y cabellos blancos
en los hombres,
con el Destino conduciendo el carro de todo por la carretera de nada.

Hoy estoy vencido, como si supiera la verdad.
Hoy estoy lucido, como si estuviese a punto de morirme
y no tuviese otra fraternidad con las cosas
que una despedida, volviendose esta casa y este lado de la calle
la fila de vagones de un tren, y una partida pintada
desde dentro de mi cabeza,
y una sacudida de mis nervios y un crugir de huesos a la ida.

Hoy me siento perplejo, como quien ha pensado y opinado y olvidado.
Hoy estoy dividido entre la lealtad que le debo
a la Tabaquería del otro lado de la calle, como cosa real por fuera,
y a la sensación de que todo es sueño, como cosa real por dentro.

He fracasado en todo.
Como no me hice ningun proposito, quiza todo no fuese nada.
El aprendizaje que me impartieron,
me apeé por la ventana de las traseras de la casa.
Me fui al campo con grandes proyectos.
Pero solo encontre alli hierbas y árboles,
y cuando habia gente era igual que la otra.
Me aparto de la ventana, me siento en una silla. ¿En qué voy a pensar?

¿Qué sé yo del que seré, yo que no sé lo que soy?
¿Ser lo que pienso? Pero ¡pienso ser tantas cosas!
¡Y hay tantos que piensan ser lo mismo que no puede haber tantos!
¿Un genio? En este momento
cien mil cerebros se juzgan en sueños genios como yo,
y la historia no distiguirá, ¿quien sabe?, ni a uno,
ni habrá sino estiercol de tantas conquistas futuras.
No, no creo en mí.
¡En todos los manicomios hay locos perdidos con tantas convicciones!
Yo, que no tengo ninguna conviccion, ¿soy más convincente o
menos convincente?

No, ni en mí...
¿En cuantas buhardillas y no buhardillas del mundo
no hay en estos momentos genios-para-sí-mismos soñando?
¿Cuantas aspiraciones altas y nobles y lúcidas
-sí, verdaderamente altas y nobles y lúcidas-,
y quien sabe si realizables, no verán la luz del sol verdadero
ni encontraran quien les preste oídos?
El mundo es para quien nace para conquistarlo
y no para quien sueña que puede conquistarlo, aunque tenga razán.
He soñado más que lo que hizo Napoleón.
He estrechado contra el pecho hipotetico más humanidades que Cristo,
he pensado en secreto filosofias que ningun Kant ha escrito.
Pero soy, y quizá lo sea siempre, el de la buhardilla,
aunque no viva en ella;
seré siempre el que no ha nacido para eso;
seré siempre el que tenía condiciones;
seré siempre el que esperó que le abriesen la puerta al pie de una
pared sin puerta
y cantó la cancion del Infinito en un gallinero,
y oyó la voz de Dios en un pozo tapado.
¿Creer en mí? No, ni en nada.
Derrámame la naturaleza sobre mi cabeza ardiente
su sol, su lluvia, el viento que tropieza en mi cabello,
y lo demas que venga si viene, o tiene que venir, o que no venga.
Esclavos cardiacos de las estrellas,
conquistemos el mundo entero antes de levantarnos de la cama;
pero nos despertamos y es opaco,
nos levantamos y es ajeno,
salimos de casa y es la tierra entera,
y el sistema solar y la Via Lactea y lo Indefinido.

(¡Como chocolatinas, pequeña
come chocolatinas!
Mira que no hay más metafísica en el mundo que las
chocolatinas, mira que todas las religiones no enseñan
más que la confitería.
¡Come, pequeña sucia, come!
¡Ojalá comiese yo chocolatinas con la misma verdad con que comes!
Pero yo pienso, y al quilarles la platilla, que es de papel de estaño,
lo tiro todo al suelo, lo mismo que he tirado la vida.)

Pero por lo menos queda de la amargura de lo que nunca seré
la caligrafia rápida de estos versos,
pórtico partido hacia lo Imposible.
Pero por lo menos me consagro a mí mismo un desprecio sin lágrimas,
noble, al menos, en el gesto amplio con que tiro
la ropa sucia que soy, sin un papel, para el transcurrir de las cosas,
y me quedo en casa sin camisa.

(Tú, que consuelas, que no existes y por eso consuelas,
o diosa griega, concebida como una estatua que estuviese viva,
o patricia romana, imposiblemente noble y nefasta,
o princesa de trovadores, gentilisima y disimulada,
o marquesa del siglo dieciocho, descotada y lejana,
o meretriz célebre de los tiempos de nuestro padres,
o no sé que moderno -no me imagino bien qué-,
todo esto, sea lo que sea, lo que seas, ¡si puede inspirar,
que inspire!
Mi corazon es un cubo vaciado.
Como invocan espiritus los que invocan espiritus, me invoco
a mi mismo y no encuetro nada.
Me acerco a la ventana y veo la calle con absoluta claridad,
veo las tiendas, veo las aceras, veo los coches que pasan,
ve a los entes vivos vestidos que se cruzan,
veo a los perros que tambien existen,
y todo esto me pasa como una condena al destierro,
y todo esto es extranjero, como todo.)

He vivido, estudiado, amado y hasta creído,
y hoy no hay un mendigo al que no envidie sólo por no ser yo.
Miro los andrajos de cada uno y las llagas y la mentira,
y pienso: puede que nunca hayas vivido, ni estudiado, ni
amado ni creido
(porque es posible crear la realidad de todo eso sin hacer
nada de eso);
puede que hayas existido tan sólo, como un lagarto al que
cortan el rabo
y que es un rabo, más acá del lagarto, removidamente.

He hecho de mí lo que no sabía,
y lo que podía hacer de mí no lo he hecho.
El dominó que me puse estaba equivocado.
Me conocieron enseguida como quien no era y no lo desmentí,
y me perdí.
Cuando quise quitarme el antifaz,
lo tenía pegado a la cara.
Cuando me lo quité y me miré en el espejo,
ya había envejecido.
Estaba borracho, no sabia llevar el dominó que no me había quitado.
Tiré el antifaz y me dormí en el vestuario
como un perro tolerado por la gerencia
por ser inofensivo
y voy a escribir esta historia para demostrar que soy sublime.

Esencia musical de mis versos inutiles,
ojalá pudiera encontrarme como algo que hubiese hecho,
y no me quedase siempre enfrente de la tabaquería de enfrente,
pisoteando la conciencia de estar existiendo
como una alfombra en la que tropieza un borracho
o una estera que robaron los gitanos y no valía nada.

Pero el propietario de la tabaquería ha asomado por la puerta
y se ha quedado a la puerta.
Le miro con incomodidad en la cabeza apenas vuelta,
y con la incomodidad del alma que está comprendiendo mal.
Morirá él y moriré yo.
Él dejará la muestra y yo dejaré versos.
En determinado momento morirá tambien la muestra, y
los versos tambien.
Despues de ese momento, morirá la calle donde estuvo la muestra,
y la lengua en que fueron escritos los versos,
morirá despues el planeta girador en que sucedio todo esto.
En otros satelites de otros sistemas cualesquiera algo así
como gente
continuará haciendo cosas semejantes a versos y
viviendo debajo de cosas semejantes a muestras,
siempre una cosa enfrente de la otra,
siempre una cosa tan inutil como la otra,
siempre lo imposible tan estupido como lo real,
siempre el misterio del fondo tan verdadero como el
sueño del misterio de la superficie,
siempre esto o siempre otra cosa o ni una cosa ni la otra.

Pero un hombre ha entrado en la tabaquería (¿a comprar tabaco?),
y la realidad plausible cae de repente encima de mí.
Me incorporo a medias con energía, convencido, humano,
y voy a tratar de escribir estos versos en los que digo lo
contrario.
Enciendo un cigarriillo al pensar en escribirlos
y saboreo en el cigarrillo la liberacion de todos los pensamientos.
Sigo al humo como a una ruta propia,
y disfruto, en un momento sensitivo y competente,
la liberacion de todas las especulaciones
y la conciencia de que la metafísica es una consecuencia
de encontrarse indispuesto.

Despues me echo para atras en la silla
y continúo fumando.
Mientras me lo conceda el destino seguiré fumando.
(Si me casase con la hija de mi lavandera
a lo mejor sería feliz.)
Visto lo cual, me levanto de la silla. Me voy a la ventana.

El hombre ha salido de la tabaquería (¿metiendose el cambio
en el bolsillo de los pantalones?).
Ah, le conozco: es el Esteves sin metafísica.
(el propietario de la tabaquería ha llegado a la puerta.)
Como por una inspiracion divina, Esteves se ha vuelto y
me ha visto.
Me ha dicho adiós con la mano, le he gritado ¡Adios, Esteves!,
y el Universo
se me reconstruye sin ideales ni esperanza, y el propietario
de la tabaquería se ha sonreído.

26.12.07

aparece todo quieto
............a la mañana pero no

hay una fuerza de mí contra mí
........un malestar de mí

quiero deshacer el todo que piensa
“yo”, es decir, la que escribe.........la que siente
esta guerra blanca y negra

ya de noche
me sereno
tomo agua de una fuente grande
no libro más batallas



no hay vademécum tal que me retenga
un libro me dice que voy, que llego lejos
yo sé
es verdad que el hombre grande y el hombre fuerte
.......(lo dicen las escrituras)
pero el manual corporal indica otra cosa
tengo que salvarme
.......   del centro de mí


¿qué es lo último?
pregunto algo en silencio
por la forma  .la muerte
....de negro
me abandono al azar

17.12.07

recuerdo del paraná



...

Fui al río, y lo sentía
cerca de mí, enfrente de mí.
Las ramas tenían voces
que no llegaban hasta mí.
La corriente decía
cosas que no entendía.
Me angustiaba casi.
Quería comprenderlo,
sentir qué decía el cielo vago y pálido en él
con sus primeras sílabas alargadas,
pero no podía.
Regresaba
—¿Era yo el que regresaba?—
en la angustia vaga
de sentirme solo entre las cosas últimas y secretas.
De pronto sentí el río en mí,
corría en mí
con sus orillas trémulas de señas,
con sus hondos reflejos apenas estrellados.
Corría el río en mí con sus ramajes.
Era yo un río en el anochecer,
y suspiraban en mí los árboles,
y el sendero y las hierbas se apagaban en mí.
Me atravesaba un río, me atravesaba un río!

25.11.07

sucede que hay un dominó
la contraseña para dominar un territorio

galopo a través de esa región
entre las piernas un mapa

mi imaginación es un árbol que crece

salgo a la calle con un cuaderno
y un lápiz a escribir sobre las ramas

a esta hora me alcanzan las nubes

18.11.07

maravilloso poema de Brodsky

Melodía de Belfast

He aquí una muchacha de una ciudad peligrosa.
Se corta corto su pelo oscuro
para tener que fruncir menos el ceño
cuando alguien resulta herido.
Pliega sus recuerdos como un paracaídas.
Junta la turba desechada
y cocina verduras en casa : disparan
aquí donde comen.
Ah, hay más cielo en estos lugares que, digamos,
tierra. De aquí que el tono de su voz
y su mirada manchen tu retina como una bombilla gris
cuando enciendes
hemisferios, y su falda acolchada que le llega a la rodilla
cortada para coger las ráfagas de viento,
sueño con ella amada o asesinada
porque la ciudad es muy pequeña.

17.11.07

cita

"No voy a dejar de hablarle sólo porque no me esté escuchando. Me gusta escucharme a mí mismo. Es uno de mis mayores placeres. A menudo mantengo largas conversaciones conmigo mismo, y soy tan inteligente que a veces no entiendo ni una palabra de lo que digo."

Oscar, de Wilde.

15.11.07

Louange à l'éternité de Jésus



Quatuor pour la fin du temps de Olivier Messiaen, 1941.

misiva

joseph, amigo, acá se está bien, hace frío otra vez, y estoy planeando viajar a china. se me entumecen los dedos de teclear en esta máquina fría y vieja. por momentos me siento en tu rusia, la rusia inhóspita, atormentada. te mando papeles con gritos de guerra y con palabras de paz. ¿dónde quedó la mariposa?

12.11.07

la solemnidad lejos, al carajo que le dicen, ahí arriba en lo más alto del barco

todo lo feliz me recuerda tristemente al lago
el lago es el cristal son los vidrios que tengo delante de los ojos
y en los ojos, sin conjuntiva que produzca lágrimas
porque el recuerdo me trae envuelta en un paquete una sonrisa grande como un lago

9.11.07

ee cummings

Spring is like a perhaps hand
(which comes carefully
out of Nowhere)arranging
a window,into which people look(while
people stare
arranging and changing placing
carefully there a strange
thing and a known thing here)and

changing everything carefully

spring is like a perhaps
Hand in a window
(carefully to
and fro moving New and
Old things,while
people stare carefully
moving a perhaps
fraction of flower here placing
an inch of air there)and

without breaking anything.

8.11.07

la casa de cartas

se trata de aceptar
que no existe tal cuento
ya no jugamos con las cartas
a hacer casas

a la noche me convierto en cisne
soy suave y blanca
un cisne blanco en el lago

pero todavía hay un buenas noches
te pido que te olvides del juego de cartas
que en lugar de eso construyamos
una casa de ladrillos
esta noche
uno sobre otro junto al lago



house of cards

armo una película
como una capa fina sobre mí
que me hunde y me hace invisible
¡por los días felices! la oigo gritar

el cisne es un lobo abriéndose paso
un pez en el mar
en el mar y los dedos blandos
las brazadas los aleteos
hundo la cabeza y veo al cisne reflejado en el espejo oscuro del océano

5.11.07

cuatro de noviembre de dos mil siete

violently happy




(sin palabras)


Intro - Brennið Þið Vitar
Anchor song
Immature
Unravel
Aurora
Unison
Joga
Hunter
The pleasure is all mine
Oceania
Wanderlust
Earth intruders
Army of me
Innocence
I miss you
Cover me
Hyperballad
Pluto

bis:
Declare independence

31.10.07

la inspiración constante



(es muy poco probable que la toque, ¿no?)

weird fishes/arpeggi (rh)

In the deepest ocean
The bottom of the sea
Your eyes
They turn me
Why should I stay here?
Why should I stay?

I'd be crazy not to follow
Follow where you lead
Your eyes
They turn me

Turn me on to phantoms
I follow to the edge of the earth
And fall off
Everybody leaves
If they get the chance
And this is my chance

I get eaten by the worms
Weird fishes
Get picked over by the worms
Weird fishes
Weird fishes
Weird fishes

I'll hit the bottom
Hit the bottom and escape
Escape

I'll hit the bottom
Hit the bottom and escape
Escape



-

aquí la primera vez que fue tocada en vivo, muy diferente al resultado final.




i don't want to be your friend i just want to be your lover no matter how it ends
no matter how it starts forget about your house of cards and i'll do mine

29.10.07

sueño

soñé con un hombre
soñé que llenaba su boca
de luz, de sustancia brillante
el beso era largo, generoso
la profundidad esperada
soñé que dormíamos

28.10.07

Domo

tengo un vestido con flores
el sillón es blanco
advierto que ni un pie llega al suelo

tomo
de lo nuevo
traigo algo que no espanta

un arco que posee la tensión exacta
delimita la figura que quiero

me repliego
hasta encontrar el mar
los peces que atraviesan tu garganta

27.10.07

A Drinking Song

Wine comes in at the mouth
And love comes in at the eye;
That's all we shall know for truth
Before we grow old and die.
I lift the glass to my mouth,
I look at you, and I sigh.


WB YEATS

26.10.07

Amiga:

hoy miré en la ciudad el cielo más hermoso que haya visto jamás. te cuento esto porque aunque nos molesten muchas cosas de estos buenos malos aires, hay, sí, un cielo hermoso que me miró al atardecer. aún permanecen los resabios de ese cielo esta noche, que es pura nube y pura estrella.

mañana nos vamos de día de campo y pronostican lluvia.
vos y tu familia están invitados, esperamos que no se decepcionen.

te mando un beso hasta entonces,
Marita.

25.10.07

deconstructing woody




To love is to suffer. To avoid suffering one must not love. But then one suffers from not loving. Therefore, to love is to suffer; not to love is to suffer; to suffer is to suffer. To be happy is to love. To be happy, then, is to suffer, but suffering makes one unhappy. Therefore, to be unhappy, one must love or love to suffer or suffer from too much happiness. I hope you're getting this down.

The question is have I learned anything about life. Only that human being are divided into mind and body. The mind embraces all the nobler aspirations, like poetry and philosophy, but the body has all the fun. The important thing, I think, is not to be bitter... if it turns out that there IS a God, I don't think that He's evil. I think that the worst you can say about Him is that basically He's an underachiever. After all, there are worse things in life than death. If you've ever spent an evening with an insurance salesman, you know what I'm talking about. The key is, to not think of death as an end, but as more of a very effective way to cut down on your expenses. Regarding love, heh, what can you say? It's not the quantity of your sexual relations that counts. It's the quality. On the other hand if the quantity drops below once every eight months, I would definitely look into. Well, that's about it for me folks. Goodbye.

(de una de mis favoritas, Love and Death: la última noche de Boris Grushenko)

24.10.07

ay, osip

"leer sólo libros infantiles, acariciar sólo pensamientos incautos, disipar todo lo que huela a solemne, sublevarse contra la honda tristeza"



¿Qué puedo hacer con este cuerpo mío irrepetible,
que me ha sido dado?
¿A quién, dime, debo agradecer,
por la apacible alegría de respirar y vivir?

Yo soy el jardinero y soy la flor,
En la mazmorra del mundo no estoy solo.

En la eternidad del cristal ya se ha esparcido
Mi aliento y mi calor.

En él está impreso un signo,
Irreconocible hasta hace poco tiempo.

Ojalá la bruma se diluya en los instantes
Para que no borre el signo amado.

22.10.07

,

miro una foto, del cielo, tan lindo, crispado, estás como una nube sin blandura, como una nube de tormenta, sin brillo ni luz, es casi como si viera los rayos, y estoy en otro lado, en otro país, en otro continente, pero me acuerdo que era así y veo la foto y sos vos y estás oscuro, como borrado, tus brazos muy jóvenes,

21.10.07

Querida:

Pucha, que esa lluvia no para más, eh? Acá en mi tierra, yo, la cosmopolita de Buenos Aires, respiro un aire denso, tibio...aunque hay sol. Hubo sol todo el día, pero vos sabés, no en todas las ventanas. Lo que pasa es que tener la cabeza de princesa no alcanza para nada. Todos creen que viene incluído con castillo, balcón y príncipe azul...pero no. Yo no sé, lo habrá inventado uno de esos famosos cuentistas europeos, que, claro, se nos metieron en la vida, en la memoria, y por supuesto en los sueños. Así es que, Rosi querida, te decía: hay sol, pero en realidad todo es como una tormenta.

Claro que no, que no todo es una desgracia al estilo Werther, que no somos taaan románticas. O, a decir verdad, podríamos haber vivido en esa otra época, y ser nosotras las Lottes del joven en pena. Ser las Charlottes de los jóvenes en pena. En lugar de eso tenemos a tipos aniñados que se les caen los pantalones. No sólo eso, no, también de vez en cuando, nos cruzamos con la sonrisa más perfecta del universo ¡y claro que nos enamoramos! (sí, una vez más)

En realidad, el mundo es la música, ahora, y no es más que eso, Rosita, no es más que un paseo en un atardecer naranja o un libro de mi ruso favorito.

Con cariño,
Marita.

19.10.07

videotape (in rainbows)





When I'm at the pearly gates
This will be on my videotape, my videotape
Mephistopheles is just beneath
and he's reaching up to grab me

This is one for the good days
and i have it all here
In red, blue, green
Red, blue, green

You are my center
When i spin away
Out of control on videotape
On videotape
On videotape
On videotape

This is my way of saying goodbye
Because I can't do it face to face
I'm talking to you after it's too late
From my videotape

No matter what happens now
You shouldn't be afraid
Because I know today has been the most perfect day I've ever seen.

14.10.07

decir eso entonces qué
que no hay puerta que se abre
que no importa
ni siquiera hay una reja tras el prado
ni una forma un cuerpo limpio
pero sí el amor en forma de hojas
el amor en forma de cielo
el amor hecho un bosque de amor
que ni así ni dando vueltas
te vi en realidad te veo
como cantarle a una sombra
vos sos una sombra azul y yo te canto
encima se te cae una lágrima
(se le caen las lágrimas
es un hombre! llora!)
qué suerte
sí te corre sangre por las venas
sí sí es como si te lloraran flores
tenés la camisa manchada de pétalos
roída por esos animales verdes
rojos que buscan carne
y llorás de emoción
y sos así el hombre más grande y hermoso
y corremos
el campo es la tierra y es nuestra

Eugenio Montale

Del brazo tuyo he bajado por lo menos un millón de escaleras,
y ahora que no estás cada escalón es un vacío.
También así de breve fue nuestro largo viaje.
El mío aún continúa, más ya no necesito
los trasbordos, los asientos reservados,
las trampas, los oprobios de quien cree
que lo que vemos es la realidad.

He bajado millones de escaleras dándote el brazo
y no porque cuatro ojos puedan ver más que dos.
Contigo las bajé porque sabía que de ambos
las únicas pupilas verdaderas, aunque muy empañadas
eran las tuyas.

10.10.07

VIII (J.B.)

VIII.

Es terrible
ahora solo quedamos nosotros dos,
propagadores de peste.
Los microbios y las frases son capaces de contagiar.
Nosotros sólo somos dos: tu cuerpecito temiendo a la muerte y el mío
jugando a ser un agricultor educado de unos 85 kilos.
Además, el otoño.

Definitivamente parece que eché a perder tu caja de sonido,
pero el Tiempo no se molesta en prestarnos atención,
tienes que dar las gracias que el Tiempo no es arrogante ni tampoco
asquiento.

7.10.07

no, en realidad no estoy
en este cuarto azul
estoy quizás en el cuento
que leímos anoche
cayó de los árboles
como un dado solo
no supimos jugar al azar
y ya no importa es todo azul
el techo aplasta
esa taza no es mi taza
la cama blanca
está teñida de azul
de un azul violáceo que parece muerte
que sofoca hasta el último de los gusanos
de esta habitación azul
no son bichos ni manchas
los que asoman ahora sobre el zócalo
no es un cielo tampoco
lo que mira el hombre

en este cuento no sé
si la primavera es
rosa o negra
si las flores brotan
de las yemas de mis dedos
o se quedan
quietas
en esta penumbra azul

30.9.07

"Necesito oler limón" dijo el poeta de turno



este chico está leyendo un libro invisible.

hoy es como esas noches de verano (es recién primavera) en la que los viejos salen a la calle para disfrutar la última ráfaga de aire tibio antes de la tormenta.

que somos optimistas, amigo ruso. tenemos que aprender a escribir poemas.
mirá:


juntamos
un montón de palabras
como pelo rulo bombilla
pintores con paletas blancas
casas llenas de música en los montes
un corazón fucsia de amor
y vos con tus muecas y prejuicios
por suerte podemos jugar con los cuadros de la infancia
con los recuerdos en la mañana
a que hay vacaciones, un viaje
y el viento en la cara
todas estas fotos (como postales-películas)
me dan una idea cercana a la felicidad.



vos te vas a ver el mar,
yo me voy al río, al litoral.
escribamos, pues.

26.9.07

lugar

cómoda me explayo
me envuelvo
en el umbral de tus ojos
como albergándome
en un culto único, limpio

sin buscar relevo
agito un pie
pidiendo con los dedos
agua para el descanso

¿qué otra cosa
si no aquietarme sobre tu temblar?

en la imprecisión del sueño
encontramos un lugar vago
incomprensible

23.9.07

Brodsky, 1962



.
El fuego, oyes, se empieza a apagar.
En los ángulos las sombras se agitan.
Y ya no hay modo de poderlas señalar,
gritarles que se queden quietas.
Cerrando filas, se han puesto a formar.
No, esta hueste no atiende a palabras.
Silenciosa avanza de cualquier rincón
y yo de pronto he ocupado el centro.
Más altas cada vez, signos de exclamación,
las explosiones de tinieblas se elevan.
La noche arruga el papel hasta el mentón
de lo alto, cada vez más densa.
Se han esfumado las agujas del reloj.
Y éste no se ve, ni se oye siquiera.
Y aquí no ha quedado más que el brillo ocular,
inmóvil, detenido. Detenido.
El fuego se apagó. Lo oyes: se apagó.
El humo ardiente vuela por el techo.
Mas no huye de la vista este fulgor.
O, mejor dicho, no deja las tinieblas.

18.9.07

el pasado

el arroyo
el verano
el río mostraba aguas esta vez marrones

y él tenía tanta sed
tanta urgente necesidad de agua
tenía una mano aplastada contra la sien
y mil pensamientos en espiral
repitiéndose incansables

yo le di agua, le di viento y otra vez sed
lo sentí como si me hubiera azotado un huracán

él y el verano
el mismísimo río
habíamos dejado el deseo
suspendido en el aire
habíamos jurado algo que ni siquiera recuerdo
junto al río
tal vez al lado de una montaña

pero el desierto la sed
el río seco
nada

ni una ventana por donde mirar agua
ni lluvia ni danzas
nada

nada y el cielo abierto
y el sol haciéndonos achinar los ojos
y ya ni mirarnos podíamos
teníamos los ojos ciegos
la sed el sol
la nada

14.9.07

es que la lluvia sigue y sigue así la poesía

Entonces comprendimos que la lluvia también era hermosa.
Unas veces cae mansamente y uno piensa en los cementerios abandonados. Otras veces cae con furia, y uno piensa en los maremotos que se han tragado tantas espléndidas islas de extraños nombres.
De cualquier manera la lluvia es saludable y triste.
De cualquier manera sus tambores acunan nuestras noches y la lectura tranquila corre a su lado por los canales del sueño.
Tú venías hacia mí y los otros seres pasaban:
No habían despertado todavía al amor.
No sabían nada de nosotros.
De nuestro secreto.
Ignoraban la intimidad de nuestros abrazos voluptuosos, la ternura de nuestra fatiga.
Acaso los rostros amigos, las fotografías, los paisajes que hemos visto juntos, tantos gestos que hemos entrevisto o sospechado, los ademanes y las palabras de ellos, todo, todo ha desaparecido y estamos solos bajo la lluvia, solos en nuestro compartido, en nuestro apretado destino, en nuestra posible muerte única, en nuestra posible resurrección.
Te quiero con toda la ternura de la lluvia.
Te quiero con toda la furia de la lluvia.
Te quiero con todos los violines de la lluvia.
Aún tenemos fuerzas para subir la callejuela empinada. Recién estamos descubriendo los puentes y las casas, las ventanas y las luces, los barcos y los horizontes.
Tú estás arriba, suntuosa y bíblica, pero tan humana, increíble, pero, tan real, numerosa, pero tan mía.
Yo te veo hasta en la sombra imprecisa del sueño.
Oh, visitante.
Ya es seguro que ningún desvío nos separará.
Iguales luces señaleras nos atraen hacia la compartida vida, hacia el destino único.
Ambos nos ayudaremos para subir la callejuela empinada.
Ni en nuestra carne ni en nuestro espíritu nunca pasaremos la línea del otoño.
Porque la intensidad de nuestro amor es tan grande, tan poderosa, que no nos daremos cuenta cuando todo haya muerto, cuando tú y yo seamos sombras, y todavía estemos pegados, juntos, subiendo siempre la callejuela sin fin de una pasión irremediable.
Oh, visitante.
Estoy lleno de tu vida y de tu muerte.
Estoy tocado de tu destino.
Al extremo de que nada te pertenece sino yo.
Al extremo de que nada me pertenece sino tú.
Sin embargo yo quería hablar de la lluvia, igual, pero distinta, ya al caer sobre los jardines, ya al deslizarse por los muros, ya al reflejar sobre el asfalto las súbitas, las fugitivas luces rojas de los automóviles, ya al inundar los barrios de nuestra solidaridad y de nuestra esperanza, los humildes barrios de los trabajadores.
La lluvia es bella y triste y acaso nuestro amor sea bello y triste y acaso esa tristeza sea una manera sutil de la alegría.
Oh, íntima, recóndita alegría.
Estoy tocado de tu destino.
Oh, lluvia. Oh, generosa.

Raúl González Tuñón

9.9.07

el calor del invierno

estaba toda cubierta con una tela que era una impronta roja sangre
como la llama más anaranjada y el cielo
está cargado pero no llueve
no nos mira
ella estaba como las estrellas
expectante de las olas
del barrer del tiempo
tenía una escoba o un limpiaparabrisas
escondido bajo las pestañas
en forma de pastos
o alambres
y no quiso ella ir al zoológico
me dijo que había una apertura
mayor en la mente de un esquimal
yo no tengo ni el iglú
alguien me dijo cómo se construían (lo leí)
no iba de pana azul
pero ¡esas telas!
no le dije que fuéramos a donde están las flores
no sé todavía por qué y es que le hubiera gustado el paseo
me ajusta y es como si el descanso no llegara nunca
porque no tengo ese don
ni la más mínima idea de cómo cambia el clima
y ella sabe siempre cuándo va a llover

7.9.07

veo en mi fondo veo
un fin desierto (encuentro final)
aceptación de qué
siento el peso como una palma
enorme aplastada
firme sobre mí
es una opresión como el cielo
sobre el mar en el horizonte
veo en el fondo de mí
un cielo
que se refleja sobre el mar
hasta el horizonte.

3.9.07

entre paréntesis

(cuando miramos las cenizas)
ahora es como dormir
(sin dormir)
juntar los párpados
ubicar los pensamientos a un lado
(de los días que fueron flotando)
proyectar una imagen bella
(en el pasado)

30.8.07

el tiempo está construido por la muerte, joseph

I.

Mientras tu zumbabas llegó el otoño
una astilla encendió la chimenea,
zumbabas y volabas y llego el frío.

Ahora te desplazas lenta por la superficie de la cocina
sin volver la mirada hacia el lugar desde donde apareciste en abril.
Ahora apenas te desplazas.
Y no costaría nada matarte.
Pero, como historiador, para quien la muerte es más aburrida que el sufrimiento,
yo no me apuro, eh mosca.

29.8.07

un miércoles de ceniza

salí a buscar un pájaro
fui pensando en si sería rojo
tal vez gris
pero tan sólo las cenizas
como una pared alta y blanca
un miércoles hecho de cenizas
un dolor punzante
en el abdomen
olvidé el pájaro
resigné el vuelo
porque estas alas ya no son alas para volar
sino simples aspas para batir el aire
lo que pensaba esta mañana
antes de buscar el ave
se diluye en cenizas
que no pretenden ser brazas
porque sé que el tiempo es siempre tiempo
y el lugar es siempre y sólo lugar
pero claro que siempre también
contemplo en mi imaginación
el espectro de colores
(como un abanico de posibilidad)

ahora está el pájaro lejos
en el cielo abierto
en la inmensidad de la memoria
porque no tengo esperanza de volver otra vez
porque no tengo esperanza

porque no tengo esperanza de volver

22.8.07

drunk howling at the moon

aísatnaf al ed anier al ,etnemaralc
azebac al anier aísatnaf al

oñeus le atnemila em orep
elbignat dadilibisop al animile em
nóiserpxe ut apsar em
osolif roma sanipse odot sos
seroloc ed omall et roma roma

19.8.07

lleno el hueco, invento un dios

había la gran aspereza
insomnio
agua

puedo abrir una puerta/ventana
(algo despejado del mundo)

construir con una línea el horizonte
y con leve embriaguez
como un árbol secarme


en una continuidad permeable, insomne
tomo el agua

prolongo el tiempo buscando
la ventana líder de la pesadilla sensible

18.8.07

Morning-room in Algernon’s flat in Half-Moon Street

Algernon. My dear fellow, the way you flirt with Gwendolen is perfectly disgraceful. It is almost as bad as the way Gwendolen flirts with you.
Jack. I am in love with Gwendolen. I have come up to town expressly to propose to her.
Algernon. I thought you had come up for pleasure?... I call that business.
Jack. How utterly unromantic you are!
Algernon. I really don’t see anything romantic in proposing. It is very romantic to be in love. But there is nothing romantic about a definite proposal. Why, one may be accepted. One usually is, I believe. Then the excitement is all over. The very essence of romance is uncertainty. If ever I get married, I’ll certainly try to forget the fact.

17.8.07

penumbra (del otro músico genial)

No voy a hablar de la penumbra
mejor voy a ver si puedo despertar

No quiero hablar de tantas cosas
mejor voy a ver si puedo olvidar

Mientras se viaja
hacia la sal, no entiendo ya
si es bien o mal
y tengo frío en la penumbra

Mientras tu vienes hacia mi
yo ya no entiendo
si es así vivir y tengo frío
en la penumbra

Mi alma es un muro
que ya no canta
mejor sigo así
tratando de mirar

No quiero hablar
de tantas cosas
mejor voy a ver
si puedo descansar

Mientras se viaja
hacia la sal, no entiendo ya
si es bien o mal
y tengo sed en la penumbra

Y tu te acercas hacia mi
yo ya no entiendo
si es así vivir y tengo sed
en la penumbra oh

16.8.07

"It's a wicked, wicked thing."
they said to Minna Shaw.

me hizo pensar
en lo fabuloso de tener una escoba que vuela
y hacer hechizos.

me despierto clara y entiendo que estoy lejos
pero cada vez más cerca
tengo una poción mágica entre los dedos.

10.8.07

Anna Akhmatova


Anna Akhmatova por Nathan Altman, 1914



La Musa

Cuando aguardo su llegada por las noches,
pareciera que la vida pende de un cabello.
¿Qué son los honores, la juventud, la libertad,
ante la dulce huésped con su flauta en la mano?

Y entra, me mira fijamente
y me quita la manta.
Le digo: “¿Fuiste tú la que le dictó a Dante
las páginas del Infierno?” Y responde: “Yo”

31.7.07

Egipto

ponemos un ladrillo
otro
y otro más

de arena hacemos
nuestro monumento

decimos pretextos imprescindibles
(las palabras mágicas)

deseo trascendental
de reencarnar
y ser
vaca.

30.7.07

el último gran héroe





"Love is the blackest of all plagues, and if one could die of it, there would be some pleasure in love. But you almost always get over it."


Jöns (Gunnar Björnstrand) en El Séptimo Sello (1957)